La revolución industrial 4.0 ya está entre nosotros

23 de Febrero de 2016
Por Javier Porretti, socio y Director Comercial de Softtek para Sudamérica Hispana

Desde hace relativamente poco tiempo se está hablando de la “Revolución 4.0”. Se trata de una nueva revolución industrial, que tiene que ver con la fabricación informatizada y con las máquinas interconectadas entre sí para aumentar el nivel de producción y disminuir los tiempos muertos, entre otras características.

Javier Porretti, Director Comercial de Softtek para Sudamérica Hispana

Si bien aún hay un largo camino por recorrer en este aspecto, lo cierto es que hay importantes avances vinculados con este concepto, así como también a la aplicación de Internet en el plano industrial. En este sentido, vale aclarar que no se trata de que exista conectividad en una empresa, sino que las máquinas estén conectadas de modo tal que el proceso esté automatizado al máximo. Para ello, hay conceptos que deben ser tenidos en cuenta tales como 1) Cloud Computing, ya que la información se aloja en la Nube; 2) Big Data, puesto que las maquinarias entregan muchísimos datos en cuestión de segundos; y 3) Seguridad de la información, ya que ninguna organización puede ser vulnerada en algo tan crítico cómo sus sistemas informáticos y sus procesos productivos.

Si bien el concepto de industria 4.0 está más avanzado en varios países de Europa y también en Estados Unidos, en la Argentina las compañías de Oil & Gas están más avanzadas en comparación con otras. Como ejemplo, se puede mencionar que ya hay soluciones que se están utilizando, como SAP Visual Enterprise. Se trata de un software que integra la visualización en 3D con datos de negocio a toda su cadena de valor. De esta manera, es posible eliminar los obstáculos que existen habitualmente en la comunicación entre la línea de producción, los clientes y los socios.

Entre las ventajas de estos avances de implementar este tipo de soluciones se destacan: reducción y hasta eliminación de los tiempos muertos, aumento de la productividad, mejora en el nivel de satisfacción del cliente, abaratamiento de los costos de producción y disminución de situaciones no previstas, ya que el análisis predictivo es una de las aristas claves de estas herramientas. Gracias a esta cualidad es posible saber de antemano que una máquina fallará en el futuro o que una pieza dejará de funcionar, para solucionar este tema antes de que el episodio ocurra.

Un detalle de color: SAP ya cuenta en Dresden Alemania, con un centro enfocado al desarrollo de fábricas inteligentes.

El impacto en los recursos humanos

Desde siempre, los avances en robótica, inteligencia artificial y automatización se relaciona con el hecho de que menos personas tendrán empleo ya que sus tareas serán realizadas por soluciones tecnológicas. Incluso, distintos estudios, como uno de la consultora Business for Social Responsability (BSR), estima “que casi la mitad de los trabajos de hoy serán hechos por robots en 2035”.

Pero frente a este panorama, un estudio reciente de la consultora Deloitte, “las máquinas, las computadoras e incluso los robots han creado en los últimos años más empleos en comparación con los que han destruido”. Por caso, el informe menciona que el número de empleos de enfermería aumento un 909% desde 1992 a la fecha, y aquellos relacionados a la educación se incrementaron un 580%. Otras industrias que se han beneficiado significativamente son: analistas de negocios, especialistas en tecnologías de la información, trabajadores sociales y afines, artistas y gerentes financieros.

En definitiva, a través del análisis de lo sucedido a nivel empresarial desde la primera revolución industrial, se puede afirmar que el avance tecnológico no tiene un impacto en la reducción del personal, pero sí en los perfiles requeridos, ya que las personas deberán tener nuevas habilidades basadas en procesos, metodologías y tecnología.

Cómo empezar

Una fábrica de este tipo puede incrementar su productividad en un 20% anual. Además, puede reducir sus desperdicios en un 50% en el primer año. Las organizaciones que quieran aprovechar al máximo las ventajas de la Internet Industrial pueden hacerlo de manera gradual. De esta manera, pueden comparar cómo impacta la inversión tecnológica en el negocio.

Las soluciones ya están disponibles, y en muchos casos solo basta con brindarle conectividad a una máquina ya instalada. Como siempre, la decisión tiene que ver con los objetivos de negocio que se quieren alcanzar para que la empresa no solo sea más moderna y productiva, sino también más rentable y sostenible.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores