ASRock: "Nuestros precios no se verán afectados por los nuevos aranceles de USA"

23 de Octubre de 2018
"No es algo menos importante especialmente en esta crisis que estamos pasando en muchos países de Latinoamérica"

ASRock, el fabricante de motherboards y Placas de Video, anunció que los precios de sus productos en América Latina no se verán afectados por los nuevos aranceles de Estados Unidos aplicados a la importación de productos de China.

Hernán Chapitel, Director de Ventas para Latinoamérica de ASRock

El pasado 6 de septiembre entraron en vigencia los nuevos impuestos para los productos chinos que pasen por el país norteamericano, pero las placas de ASRock evitarían el nuevo arancel dado que provienen de Vietnam. Según informa la empresa, este arancel es del 10%, pero a partir del 1 de enero de 2019 se elevará al 25%.

"Este nuevo arancel afecta en Latinoamérica a los productos Made in China comprados a los distribuidores o marcas directamente en Miami. El arancel de USA impacta de manera directa con aumento de precios, los distribuidores de Miami fueron previendo y subiendo algunos precios antes de la aplicación del impuesto para que el impacto no sea tan duro", explicó Hernán Chapitel, Director de Ventas para Latinoamérica de ASRock.

"Nuestros productos serán los únicos sin ese arancel y los clientes podrán disfrutar de una diferencia de precio aun mayor entre nuestros productos y los de nuestros competidores, que no es algo menos importante especialmente en esta crisis que estamos pasando en muchos países de Latinoamérica", agregó Chapitel, y destacó: "Por supuesto que las otras marcas que se ven impactadas por fabricar en China podrán buscar otra opción para acercar sus productos directamente desde China a los países de Latinoamérica sin pasar por Miami, pero hay que entender cuántos clientes hoy en día tienen la capacidad y el volumen para importar desde China. Existen, pero no son la mayoría".

El Director de Ventas opinó sobre la situación político-económica: "El problema principal es la inestabilidad del orden mundial, en donde las otras marcas deberán evaluar qué pasaría si el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, por ejemplo un año después, acuerda con el presidente de China, Xi Jinping, anular este arancel, en el medio de un proceso de transferencia de tecnología, fábricas, empleados, etc., y con millones de dólares ya invertidos. Es por eso que ninguno ha hecho ningún movimiento aun, es muy pronto y van a esperar ver cómo evoluciona la situación".


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores