El Internet de las empresas: develando el poder invisible de los datos

10 de Junio de 2019
Escribe Helmut Reisinger, CEO de Orange Business Services

En la economía digital de hoy, los datos son un activo muy valioso. Develar los conocimientos que los datos contienen es crucial para la innovación, ya que con ellos se puede brindar servicios superiores al cliente, lo que genera una ventaja competitiva.

Las empresas están produciendo cada vez más datos. Según IDC, se generarán 175 zettabytes de datos anualmente para 2025. Esto es diez veces más que los 16.1 zettabytes generados en 2016. La firma de análisis predice que las empresas crearán casi el 60 por ciento de estos nuevos datos. En el pasado, los consumidores eran responsables de gran parte de sus propios datos, pero su confianza en los servicios en la nube de hoy, especialmente desde las perspectivas de conectividad, rendimiento y conveniencia, continúa aumentando.

Esta masa de datos es notable no solo por su tamaño, sino también por su naturaleza dinámica y su complejidad, ayudando a impulsar nuestro mundo físico desde fábricas inteligentes a autos autónomos y ciudades inteligentes. IDC prevé que más de 150 mil millones de dispositivos estarán conectados en todo el mundo para 2025 con el crecimiento del IoT, la mayoría de los cuales creará datos en tiempo real. Por ejemplo, las máquinas automatizadas en una planta de fabricación se basan en datos en tiempo real para el control y mejora de procesos. Se pronostica que los datos en tiempo real crecerán de solo un 15% de la masa total de datos en 2017 a casi un 30% para 2025.

Esto anuncia el comienzo de la tercera ola de Internet: lo que en Orange Business Services llamamos la era "Internet de las empresas", en la que se están adoptando a gran escala objetos conectados y flujos de trabajo.

Esta tercera ola se basa en desarrollos anteriores. En 1985 vimos la primera revolución de internet. La infraestructura global se creó para permitir nuevas formas de comunicación, desde correo electrónico hasta voz sobre IP, videollamadas, foros y la web. Desde alrededor del 2000, vimos el comienzo de la segunda fase en la evolución de Internet: la era móvil y social. Se trata de compartir emociones a través de fotos y transmisión de video, el mundo de "mi selfie y yo".

Mientras que la mano invisible de Adam Smith está avanzando en los mercados y coordinando la actividad económica, el poder invisible de los datos está optimizando el Internet de las empresas.

La importancia de compartir datos

En el Internet de las empresas, los datos deben compartirse con otros ecosistemas empresariales o de negocios extendidos, para ofrecer un mayor valor a los clientes. Todas las partes de la economía tienen un entorno de producción u operacional donde los datos deben compartirse. Esto es válido para todos los sectores, desde manufactura, petróleo y gas hasta para el comercio minorista. Incluso aquellos que tal vez no haya considerado, como bancos o estudios de abogados, que ahora cuentan con cámaras de CCTV con conexión a Internet, unidades de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado) y ascensores, que son atendidos por terceros que acceden a los datos para proporcionar un mantenimiento preventivo. Esto crea riesgos de seguridad potenciales que deben ser mitigados.

Mientras tanto, los ecosistemas de negocios trabajan para reunir a múltiples actores de diferentes tamaños y tipos con sus datos para construir una escala que está más allá de la capacidad de una sola organización, en algunos casos, la industria tradicional, como la fabricación, la logística y el retail.

Hacer que la data funcione

Por su propia naturaleza, el Internet de las empresas produce enormes cantidades de datos. Aquí es donde se encuentran los mayores desafíos. ¿Cómo se puede gestionar, almacenar, analizar y compartir estos datos de forma segura? Aquí hay algunas consideraciones clave:

  • Primero, los datos deben gestionarse en tiempo real cuando se necesitan para la continuidad del negocio, es el caso de las líneas de producción inteligentes y las redes de transporte. Un subconjunto de estos datos debe ser verdaderamente en tiempo real con una latencia inferior a milisegundos, por ejemplo, automóviles autónomos que se comunican entre sí e infraestructura en las rutas para detectar un accidente en la siguiente curva.
  • En segundo lugar, algunos datos en tiempo real deben almacenarse a lo largo del tiempo para que puedan ser referenciados con otras variables de datos o comparados con el tiempo. Por ejemplo, los datos médicos como las imágenes por resonancia magnética, deberán compararse a lo largo del tiempo para un solo paciente o diferentes pacientes a nivel global utilizando sistemas de IA de autoaprendizaje.
  • Finalmente, estos datos deben analizarse y protegerse con precisión, garantizando el cumplimiento de los estrictos requisitos de conformidad, data governance, privacidad y soberanía de datos.

Orange Business Services aborda todos estos problemas utilizando activos estratégicos de datos, una amplia experiencia en el campo de datos y la presencia global. El Internet de las empresas no se trata solo de conectar a las personas. También se trata de conectar personas a objetos y, a su vez, objetos a procesos empresariales, incluso a aquellos que se extienden fuera del perímetro de la empresa.

Nuevos facilitadores tecnológicos

Una serie de tecnologías emergentes están facilitando la era de Internet de las empresas en cada paso del data journey:
  • 5G y la computación perimetral permite la empresa conectar dispositivos de IoT a escala en tiempo real. La computación perimetral aumentará en importancia como punto intermedio de procesamiento de datos entre la nube y los dispositivos o puntos finales de IoT para ayudar a facilitar las decisiones en tiempo real.
  • La SD-LAN (LAN definida por software) será esencial para administrar la segmentación de la red, en función de las personas y la identidad de la máquina en lugar de las configuraciones tradicionales de switch y router. Permite integrar fácilmente un nuevo grupo de máquinas en su red, proporcionar acceso temporal o permanente a un socio y proteger su red al aislar lógicamente los dispositivos sospechosos. También permite habilitar IoT a escala.
  • SDx (todo definido por software) permite implementar reglas de negocios en sus sistemas de TI para priorizar ciertos tipos de tráfico o aplicar niveles adicionales de protección de seguridad. Está permitiendo la virtualización de la WAN con SD-WAN, pero también la LAN, Wi-Fi e incluso 5G en sí. SDx tiene que ver con poder planificar de manera efectiva y también reaccionar ante problemas que surgen inevitablemente en el mundo real: desviar el tráfico si hay congestión, por ejemplo.
  • AIOps (AI para operaciones de TI) es la aplicación de la IA a los registros de datos que salen de diversos sistemas de TI para predecir la congestión y otros problemas de TI. Nos permite tomar medidas correctivas y brindar experiencias positivas al usuario final.
  • Los Data Lakes y los servicios multi-cloud se han vuelto críticos para acceder a datos estructurados y no estructurados en múltiples ubicaciones, sin tener que preprocesarlos extensamente. La clave es tener un enfoque de Cloud Right.
  • La inteligencia artificial y el análisis de datos están permitiendo la creación de la empresa cognitiva. Los científicos y analistas de datos pueden aplicar datos para abordar problemas empresariales clave y utilizar AI para buscar respuestas en datos a escala.
  • Chatbots: la inteligencia artificial y la automatización también son vitales para una mejor prestación de servicio al cliente, al liberar al personal para enfrentar problemas más complejos. Los chatbots pueden utilizar el procesamiento de lenguaje natural para responder a las preguntas de rutina de los clientes y empleados de banca minorista o para los servicios de asistencia técnica.
  • El lugar de trabajo conectado complementa los chatbots al integrar las comunicaciones en los procesos de negocios utilizando una plataforma de comunicaciones como servicio
  • Ciberdefensa de la cadena de valor: proteger tecnologías operativas como dispositivos IoT conectados, así como monitorear los registros de seguridad que se transmiten desde ellos, y los sistemas de TI tradicionales son un área de vital importancia. Hoy en día, los hackers pueden usar tecnologías operativas de Internet de terceros, como una puerta trasera de ingreso a su red. Y, tenemos la responsabilidad de garantizar que nuestros proveedores y socios puedan mantener seguros y protegidos los datos de nuestros clientes.


El futuro son los datos

Los datos se encuentran en el epicentro si se pretende proporcionar productos y servicios más integrados e intuitivos a los clientes. El uso de datos a nivel empresarial está pasando por un ciclo de desarrollo sólido. Muchas empresas aún tienen que darse cuenta de su valor total. Una sólida estrategia de gestión de datos y capitalización es fundamental para cualquier empresa que busque maximizar las oportunidades en el mundo altamente conectado del Internet de las empresas.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores