Los costos de no legislar la Ley de Economía del Conocimiento, según CESSI

28 de Julio de 2020
"Estamos convencidos de que su tratamiento en la Cámara de Senadores es urgente"

Según la Cámara de la Industria del Software argentina (CESSI) la demora en el tratamiento de la Ley de Economía del Conocimiento impactará de manera negativa y directa en una de las pocas industrias que propone motorizar la economía de la Argentina.

Según acaba de informar la cámara a través de un comunicado, de acuerdo a las últimas estadísticas de su observatorio permanente de la industria (OPSSI), las empresas abordarán un segundo semestre con serias dificultades que sumadas a las de COVID-19 podría provocar la pérdida de 11.200 puestos de trabajo, la caída de $33.400 millones de facturación y la disminución del PBI entre 3 y 5 puntos porcentuales en exportaciones.

Según la cámara, esta Ley busca impulsar la Economía del Conocimiento como un sector estratégico para el desarrollo productivo, económico, social y tecnológico argentino, y por estos motivos, "estamos convencidos de que su tratamiento en la Cámara de Senadores es urgente ya que su implementación: impulsará y fomentará la competitividad, incrementará la exportación de valor agregado, generará la apertura de nuevos mercados y transformará a todas las empresas del sector".

A su vez, la cámara aprovechó para recordar los principales aspectos de la Ley y sus aspectos económicos:

  • Prevé duplicar los puestos de trabajo e incrementar las exportaciones de acá a diez años.
  • Facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas al régimen de promoción.
  • Mantener los beneficios de reducción de la alícuota del impuesto a las Ganancias y sobre el pago de contribuciones patronales.
  • Incorporar a esta modalidad a las micro y pequeñas empresas.
  • Facilitar el acceso al régimen de promoción a las PyMEs cuyo 70% de su facturación total durante el último año se genere a partir de estas actividades.
  • Conversión de un bono de crédito fiscal transferible, por una única vez, al 70% de las contribuciones patronales se que hayan pagado al sistema de seguridad social.
  • Reducción del 60% en el monto total del impuesto a las Ganancias.
  • Eliminación de las "retenciones y percepciones del impuesto al valor agregado" para los exportadores.

"Con esta nueva Ley, seguimos apostando al desarrollo de un país inclusivo y federal, defendiendo esta industria que posee un amplio potencial para nuestros trabajadores y la tecnología local", finalizó el comunicado.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores