Huenei se anima a golpear la puerta de los mercados europeos

30 de Abril de 2008
La empresa inauguró una software factory de 400 m2. “Ahora nos sentimos seguros para buscar nuevos horizontes” dijo Gustavo Commisso, socio fundador

A finales de marzo Huenei, la empresa argentina orientada al desarrollo de software a medida y servicios IT, recibía la certificación ISO 9001:2000 de sistemas de gestión de calidad (ver nota). Con esto garantizaba a sus clientes una manera de trabajo predeterminada acorde a los requisitos reglamentados por una norma de validez internacional.

Pese a lo relevante de la iniciativa, fue sólo un paso previo de la compañía hacia un proyecto más ambicioso. Resulta que la desarrolladora acaba de inaugurar en Capital Federal un software factory de 400 metros cuadrados con 60 empleados, la mayoría de ellos programadores, analistas y técnicos soportistas. Con una inversión estimada de 250 mil dólares en tres años, Huenei siente que puso la casa en orden y se atreve a nuevos planes.

“Hasta el momento, solo habíamos hecho cosas puntuales para Chile y EE.UU., pero nunca de una manera agresiva. Ahora que tenemos 200 personas, mayor escalabilidad y mejor infraestructura, queremos incursionar en el mercado europeo. Nos sentimos seguros de poder encarar un proyecto de esta magnitud”, dijo a Canal AR Gustavo Commisso, socio fundador de Huenei.

Según el ejecutivo, Europa es el destino que podría brindar mejores oportunidades de negocio a la empresa teniendo en cuenta la diferencia cambiaria con Argentina. De todos modos resaltó que ese no fue el único factor que los motivó: “En realidad, nosotros venimos con un gran crecimiento durante 2007 que ya podemos acompañar en volumen de servicios y cantidad de gente empleada. Esto nos sirvió para redoblar la apuesta de inversión a mediano y largo plazo, y ubicarnos desde una perspectiva de crecimiento hacia afuera”.

Sin embargo, Commisso reconoció que el éxito de este tipo de apuestas requiere esfuerzos no sólo de la empresa, sino de la industria en general: “Queremos crecer en un orden del 50%, y para eso es vital el trabajo en el sector comercial, para que abra nuevos mercados. Pero por otro lado, necesitamos recursos humanos capacitados que manejen idiomas. No tener buenos recursos implica mayores costos, y con la inflación se traduce en pérdida de competitividad”.

Huenei intentará seducir en el Viejo Continente a los segmentos donde ya tiene presencia localmente con sus desarrollos a medida, como telecomunicaciones, financiero, laboratorios y seguros. “El hecho de no poseer soluciones verticales nos permite mayor versatilidad de los procesos. Podemos diseñar células de trabajo que se familiaricen con el core de la compañía para proyectar las aplicaciones, hasta desarrollos puntuales con un seguimiento en soporte y mantenimiento”.



Gustavo Commisso y Jorge Attaguile, los socios fundadores de Huenei, en su software factory.






Más información: www.huenei.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores