Hospitales, los nuevos blancos del cibercrimen

20 de Septiembre de 2016
En un nuevo informe, Intel Security reveló que la salud y el sector manufactura son los más vulnerables y reciben cada vez más ataques. El retail es el que más invierte en seguridad

Intel Security presentó el nuevo Informe de Amenazas de McAfee Labs, donde advirtió sobre un aumento de amenazas de ransomware y compartió las claves para entender lo que se viene en seguridad informática.

Según el análisis del segundo trimestre, la industria de la salud y la manufactura son las menos preparadas para prevenir el robo de datos. Por su necesidad de dar acceso inmediato a información, los hospitales son más vulnerables y reciben cada vez más ciberataques.

“Como víctimas, los hospitales representan una combinación atractiva de seguridad de datos relativamente débil, entornos complejos, y la necesidad urgente de acceso a fuentes de datos, algunas veces en situaciones de vida o muerte”, explicó Vincent Weafer, Vicepresidente de McAfee Labs de Intel Security.

Y agregó: “Las nuevas revelaciones en relación a la escala de las redes de ransomware y el enfoque emergente en los hospitales, nos recuerdan que la economía de la ciberdelincuencia tiene la capacidad y motivación para explotar nuevos sectores de la industria”.

Sin embargo, el informe revela que la tendencia es opuesta en las empresas de retail y las financieras: como respuesta a la frecuencia de los ciberataques, estos sectores son los que más invirtieron en protección.

En concreto, el malware macro fue el que más creció respecto al año pasado, superando un 200%. Le sigue el malware móvil (151%), el ransomware (128%) y el malware Mac OS (70%). McAfee Labs detectó 316 nuevas amenazas cada minuto, es decir, más de 5 cada segundo.

La investigación reveló que más del 25% de los encuestados no monitorean el compartir ni el acceso de información delicada de empleados o clientes, y sólo 37% monitorea el uso de ambas, aunque esta cifra se eleva casi hasta 50% para las organizaciones mayores.

Como tendencia general, el informe muestra que los cibercriminales continúan cambiando su enfoque para robar información, yendo de números de tarjetas de pago fácilmente reemplazables hacia datos menos perecederos como información personalmente identificable, registros personales de salud, propiedad intelectual e información confidencial de negocios.

"El motivo de los cibercriminales es la facilidad de monetización, con menos riesgo. Las corporaciones y los individuos pueden cancelar fácilmente tarjetas de pago robadas poco después de descubrir la violación. Pero uno no puede cambiar sus datos más personales ni reemplazar fácilmente sus planes de negocios, contratos, y diseños de productos”, concluye Weafer.


Más información: www.intel.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores