El éxito de los negocios digitales en tiempos de pandemia

11 de Mayo de 2021
Escribe Diego Corvalán, Field Sales Manager de Citrix Argentina

La acelerada digitalización que vivimos el año pasado impactó en todas las esferas sociales e incluso empujó a las organizaciones a ir por más en su evolución hacia la transformación digital (DX). La encuesta sobre el impacto COVID-19 de IDC del 2020 demostró que el 58% de las organizaciones admiten que sus modelos operativos deben ser reevaluados, ya que deben estar habilitados digitalmente para garantizar que puedan ofrecer una mayor automatización y soluciones sin contacto, sumamente relevantes en esta nueva realidad. Además, arrojó que el 15% por ciento está aumentando las inversiones en su innovación en modelos de negocios.

Sin embargo, la gran mayoría aún no reconoce varios aspectos que deben considerar a la hora de impulsar este cambio. Uno de ellos es la preponderancia de la nube en el camino hacia la transformación digital. Gartner estima que la estrategia de digitalización crecerá a nivel mundial e incrementará el gasto en tecnología en la nube en un 18%, lo que significa más de 304 mil millones de dólares en inversión.

Cloud ya no sólo es un destino o un desafío, sino una experiencia de TI y un modelo operativo del cual depende el éxito de todas las iniciativas de DX. Al llevar gradualmente los servicios a la nube, las organizaciones tienen el control y pueden forjar su propio camino, protegiendo su seguridad digital. A medida que el modelo operativo cambia a la nube, con el tiempo la organización desarrolla nuevas habilidades y capacidades, lo que permite un verdadero modelo más dinámico y escalable que ayude a alinear las operaciones y los procesos.

Pensar en un negocio basado en la nube es el primer paso, y algunos se han animado a adentrarse en este mundo, ya sea de manera total o híbrida, Sin embargo, pensar en migrar el modelo de negocio a la nube por sí solo, ya no es suficiente: de acuerdo a un estudio que realizamos este año, sabemos que a más del 60% de los argentinos les gustaría tener un estilo de trabajo más flexible y fluido cuando llegue la hora de volver a la oficina. Esto nos marca el segundo paso, que es que las compañías deben trabajar en un cambio de mindset que les permita flexibilidad y apertura en las experiencias de trabajo que le entregan a sus colaboradores, lo cual nos lleva a pensar en espacios de trabajo digitales, que se adapten a las nuevas demandas de la fuerza laboral.

Este nuevo modelo de trabajo está basado en el almacenamiento de datos y herramientas colaborativas para hacer más eficiente y productiva la experiencia del trabajo digital. Y aquí vuelve a aparecer la nube como aliada fundamental del nuevo orden laboral. Muchos servicios de cloud hoy brindan a las compañías plataformas como Google Workspace, Office 365, entre otros que les permite a los usuarios compartir datos para mejorar la sinergia del trabajo en equipo, a distancia.

Pensar en negocios digitales nos invita a capitalizar el impulso de las experiencias transformadoras, para construir y mantener la flexibilidad que requiere el nuevo orden laboral. Para ello, las organizaciones deben adoptar herramientas que les permita optimizar y administrar sus cargas de datos, y entregar espacios de trabajo digitales e inteligentes, que habilite a los colaboradores a acceder a su máximo potencial y productividad. La nube es una herramienta fundamental para alcanzar estos objetivos.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores