Nueva versión de Pilas Bloques, la herramienta de la Fundación Sadosky para aprender a programar

22 de Junio de 2021
Permite que la página se pueda ver y usar mejor en dispositivos como celulares y tablets

Program.AR, la iniciativa de la Fundación Sadosky, desarrolló una nueva versión de su plataforma diseñada especialmente para aprender a programar en el aula: Pilas Bloques.

La herramienta, que ofrece un entorno lúdico y divertido para internalizar conceptos abstractos y compartir desafíos con diferentes niveles de dificultad, ayuda a desarrollar programas y a resolver problemas encastrando bloques entre sí. Las piezas prediseñadas integran acciones e instrucciones, de modo que los conceptos abstractos se asocian a una representación visual promoviendo el aprendizaje.



Pilas Bloques está pensada para que todas y todas, casi sin ningún tipo de conocimiento o experiencia previa, puedan ingresar al mundo de la programación. Y partir de las actualizaciones recién presentadas los y las estudiantes pueden crear una cuenta, elegir un avatar y empezar a probar las novedades que introducen algunos cambios: por ejemplo, si la página se cierra por error o el alumno prefiere seguir programando desde otro dispositivo, todas las soluciones quedarán salvadas.

Las recientes actualizaciones permiten que la página se pueda ver y usar mejor en dispositivos como celulares y tablets. Desde la versión 1.6.0 la disposición de los elementos en pantalla es mucho más atractiva: con una cabecera nueva que muestra el libro, el capítulo y el desafío actual. Además, se incluyó el "modo nocturno" para quienes necesiten descansar la vista o lo prefieran.

"La programación con bloques no sólo permite abordar los conceptos teóricos de la programación, sino que además elimina los famosos problemas de sintaxis, que son errores muy comunes al aprender un lenguaje industrial pero que no hacen a los conceptos importantes", explicó Alfredo Sanzo, responsable del equipo de ingenieros de desarrollo, junto a Nahuel "Rasta” Palumbo y Tomás Floxo Lodeiro.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores