Conduciendo Intel hacia adelante

1 de Febrero de 2019
La carta de Bob Swan, nuevo CEO de Intel, a los empleados, clientes y socios de la empresa

Carta enviada ayer por el nuevo CEO de Intel a los empleados, socios y clientes.

Me siento honrado y muy agradecido de ser nombrado CEO de Intel. Me encantó mi papel como director de finanzas, y en los últimos siete meses sentí mucho más aprecio por nuestra compañía, así como por su misión, empleados y clientes. Cuando el consejo me propuso asumir el cargo de director general, no quise dejar pasar la oportunidad de eliminar la palabra “provisional” de mi puesto.

Como equipo ejecutivo, nos centraremos incansablemente en conformar una cultura y equipos magníficos, y en deleitar a nuestros clientes. El liderazgo es un deporte en conjunto y se trata de formar un equipo, establecer la dirección y dejar que el equipo esté libre de trabas, de manera que puedan lograr cosas que nadie pensó que fueran posibles. Mi mayor aprendizaje en los últimos siete meses es lo importante que somos para nuestros clientes, y la responsabilidad y oportunidad que esto conlleva.

En las próximas semanas y meses nos centraremos en cuatro imperativos esenciales.

Primero, debemos ser audaces e intrépidos. El equipo de Intel tiene la visión técnica y estratégica de darle forma a la tecnología del futuro. Nuestras ambiciones nunca fueron tan grandes, y tenemos una participación relativamente pequeña de los mercados potenciales más grandes en la historia de Intel. No perderemos de vista jugar a la ofensiva e innovar en nuestra búsqueda de un mundo cada vez más centrado en los datos. Un mundo en el que todos los datos necesitan ser procesados, trasladados, almacenados y analizados.

En segundo lugar, nuestra principal estrategia no ha cambiado: nos hemos embarcado en que lo que creemos, puede ser la transformación más exitosa de la historia empresarial. Estamos evolucionando de ser una compañía basada en computadoras personales a una basada en datos, que construye los cimientos de la tecnología para impulsar las innovaciones del mundo. Lo que va a cambiar es la manera en que servimos a nuestros clientes y la forma en que establecemos alianzas y creamos juntos la mejor tecnología. Todos ganamos cuando escuchamos atentamente cómo podemos mejorar las vidas de nuestros clientes, ayudándolos al mismo tiempo a deleitar a los suyos.

En tercer lugar, nuestro desempeño debe mejorar. Y así será. Nuestros clientes cuentan con nosotros.

Cuarto y último, tenemos una cultura poderosa y para lograr nuestras ambiciones, debemos evolucionar. Nuestra cultura debe alentar a cada empleado de Intel a ser audaz y sin temor deir más allá de lo que creían posible. Además, la cultura debe respetar la verdad y la transparencia, la obsesión por el cliente y unirse como “Un solo Intel.”

Intel tiene un legado asombroso, pero nuestras aspiraciones han crecido. Necesitamos continuar evolucionando para seguir haciendo que el futuro de Intel sea todavía más brillante que en nuestro ilustre pasado.

Tenemos unos cimientos increíbles sobre los cuales basarnos, y estoy muy entusiasmado por todo lo que podemos lograr juntos en el futuro. Voy con todo.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores