Carlos Pallotti: "Hay que adecuar rápidamente nuestro sistema educativo"

21 de Junio de 2019
Argentina ocupa el primer puesto en el Ranking Coursera de habilidades tecnológicas. Entrevista con Carlos Pallotti sobre la Educación, la Argentina tecnológica, y la Ley de la Economía del Conocimiento

Coursera, la plataforma más grande del mundo para la educación superior, lanzó recientemente la primera edición de su Índice de Habilidades Globales, un estudio que presenta un ranking de países según la evolución en negocios, en tecnología y en ciencia de datos.

Para sorpresa de muchos, el primer puesto del ranking de habilidades tecnológicas lo ocupó la Argentina. "Argentina ha desarrollado un modelo exitoso que incluye que sus universidades se centren en la enseñanza de habilidades tecnológicas prácticas, y también tiene alianzas con gobiernos para estimular el espíritu empresarial", aseguran desde Coursera.

La buena noticia llega a pocas semanas de aprobarse la Ley de la Economía del Conocimiento, que establece un marco propicio para que más empresas se desarrollen e instalen en el país, en busca de talento (ver también ).

En diálogo con CanalAR, Carlos Pallotti, referente en esta industria, opinó sobre la situación: ¿Cómo se explica que la Argentina ocupe el primer puesto global en esta categoría?

- Esto muestra la calidad de muchas de nuestras universidades y centros de estudio, y del relevante sistema de emprendedores que tenemos. Si analizamos cómo está compuesto el índice de tecnología del informe de Coursera -donde Argentina rankea como #1 del mundo en tecnología- veremos está sustentando en la mejor calificación en ingeniería del software (100/100) y sistemas operativos (95/100). Es una alegría además que califiquemos entre las primeras 25 naciones del mundo, cuando se analizan los tres ejes del estudio: ambiente de negocios, tecnología y ciencias de datos. Hace pocos años, nos encontrábamos en este tipo de informes mas allá de la posición 70 u 80. El tema donde debemos poner el acento es en consecuencia -como ya lo hemos mencionado varias veces- no en la calidad de nuestros técnicos y profesionales, sino en la cantidad. Y todo el esfuerzo debe estar concentrado en proveer educación de calidad en informática a la mayor parte de nuestra población.

- Aprobada la Ley de la Economía del Conocimiento, ¿cómo ves el futuro de esta industria en el país?

- La nueva ley presenta un marco muy adecuado para que las empresas planifiquen acciones concretas para crecer y desarrollarse en los próximos diez años sin alteraciones al marco fiscal. Es un gran punto de apoyo para proyectar un crecimiento que creo será vertiginoso, solo limitado a la capacidad de disponer de personal capacitado para cubrir la demanda de puestos de trabajo que se generarán. Saludo la sanción de esta ley, y creo que traerá los resultados que se están proyectado. Pero también es necesario decir que hay que hacer un gran esfuerzo en la educación para satisfacer la demanda que será generada. En este sentido, hay que adecuar rápidamente nuestro sistema educativo para que pueda preparar a las personas que ocuparán dichas posiciones laborales, en diferentes perfiles, especializaciones y niveles de aprendizaje. Y esto hay que hacerlo de manera orgánica y estructurada de manera que pueda ser sustentable, y escalable. Para eso necesitamos al sistema educativo formal involucrado de manera directa, porque de lo contrario serán iniciativas aisladas y descoordinadas que no permitirían proyectar una industria sustentable. Y esto hay que hacerlo de manera perentoria. Creo que se le debe dar la mayor prioridad en el próximo período de gobierno, tanto a nivel nacional como en las administraciones provinciales. La ley traerá un recalentamiento en la búsqueda de personas y debemos estar preparados para poder abastecer de talento a dicha demanda.

- Trabajaste desde distintos ámbitos siempre en relación a la industria del software y los servicios basados en el conocimiento. ¿Que estás haciendo ahora, y qué planes tenés a futuro?

- En este momento estoy reformando y dirigiendo la Tecnicatura en desarrollo de software de la Universidad de la Punta, en San Luis, donde estamos obteniendo muy buenos resultados, implementando nuevos métodos educativos y orientados a la educación a distancia y tratando de llegar a diferentes segmentos de la población. Es un nuevo desafío, en un ámbito donde nunca me había desempeñado, tratando de utilizar las experiencias realizadas en otros campos, para mejorar la educación informática en la provincia. Y por otro lado dirijo un ambicioso proyecto denominado Mendoza Tec, impulsado por el gobierno provincial, y financiado por el BID, que pretende posicionar a la provincia como un polo de desarrollo tecnológico de escala mundial. Esto es un conjunto de acciones destinadas a aumentar la disponibilidad de capital humano capacitado, acelerar proyectos tecnológicos de alto impacto, financiar proyectos de tecnificación de cadenas productivas, e impulsar la internacionalización de empresas, entre otras acciones. En suma, donde haya un proyecto interesante (y serio) de ser apoyado, ligado al desarrollo de la industria tecnológica y el crecimiento productivo, allí estaré para trabajar en él.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores