¿Cómo entender el concepto de Supply Chain Management?

29 de Junio de 2020
Escribe Sergio Alvarez, docente de UADE Business School

Supply Chain Management suele ser un concepto conocido por pocos, mal interpretado por otros, y sub aprovechado por aún más personas. Te intivo aquí a comprenderlo, descubrir lo abarcativo de su visión, la integración de los distintos procesos, la coordinación de las operaciones y su impacto en el negocio.

Estadísticamente, si le preguntamos a profesionales, gerentes o colaboradores que trabajan en empresas medianas o grandes, menos del 20% conoce el concepto de Supply Chain Management. Imaginemos qué sucede – entonces – con el resto de la población.

Es que es un concepto relativamente nuevo, tiene sólo 30 a 40 años, desde fines del siglo pasado. Podríamos decir “bueno, es bastante tiempo”. Pero no; si lo comparamos con miles de años de otra forma de ver a las Empresas, no resulta tanto tiempo.

Es que desde que el hombre comenzó a organizarse en pequeñas sociedades, primó la dedicación a cada función como guía fundamental. Así, la función de producir, de comprar, de vender, de administrar las finanzas, se inició, creció y fue tomando cada vez más cuerpo, más relevancia, conformando con el tiempo Áreas Funcionales, cada vez más especializadas en su terreno.

Esta visión tiene cientos de ventajas, pero el hecho de focalizarse sólo en un aspecto del negocio, hace perder – o nublar – la visión general de la empresa y de la red en la cual se desenvuelve.

Es que un Área no está sola, dentro de una empresa. Hay diversidad de Áreas y funciones, y todas son importantes. Se necesita una correcta coordinación interna.

Una empresa no está sola en este mundo. Tiene a sus proveedores y a sus clientes. Y nuestros proveedores a su vez tienen sus propios proveedores. Y nuestros clientes (por ejemplo, distribuidores) tienen a sus propios clientes. Y seguramente no tenemos un solo proveedor, sino varios, y no tenemos un solo cliente, sino varios. Y la proyección sigue, aguas arriba y aguas abajo. Se necesita una correcta coordinación de este ecosistema.

Y no hemos mencionado aún a nuestros competidores, que forman parte también del contexto.

Imaginemos entonces todas las operaciones que están haciendo todas las áreas de la empresa entre sí, todas las que está haciendo la empresa con todos y cada uno de sus proveedores, todas las que está haciendo con todos y cada uno de sus clientes. Todos están operando, todos están haciendo procesos, todos están haciendo negocios. Todos necesitan una correcta coordinación. Necesitan una correcta integración.

Y una de las definiciones de Supply Chain Management que más me gusta es justamente ésta: “la integración de los procesos de negocios claves, desde el usuario final hasta los proveedores originales, que proveen productos, servicios e información, y que agregan valor a sus clientes y a otros involucrados”.

Esto abarca cantidad de capítulos; sólo como referencia, podríamos mencionar:

  • Entender cuáles son los Principales Procesos a abordar
  • Cómo organizar la Supply Chain dentro de mi empresa
  • Cómo entender la Supply Chain en la cual está mi empresa
  • Cuáles son los componentes de una Supply Chain exitosa
  • Cuáles son los desafíos para apoyar al negocio
  • Cuáles son los Conocimientos, las Competencias y Habilidades
  • Cuáles son las mejores Supply Chain del mundo y qué podemos aprender de ellas
  • Cómo interactuar con la Tecnología y el Ecosistema
  • Cómo detectar riesgos y oportunidades

Dentro de este último punto, sin duda hoy en día, la crisis nos enfrenta a algunas situaciones que debemos afrontar, tales como:
  • Variabilidad de la Demanda
  • Adecuación de niveles de producción
  • Quiebres y Excesos de Stocks
  • Opciones de Abastecimiento, local o importado
  • Cuidados del RRHH, en especial los afectados
  • Cambio en los canales de comercialización
  • Revisión integral de la Logística
  • “Back to basis” necesario en algunos aspectos.

Esto nos lleva a mencionar algunas sugerencias a tener en cuenta:
  • Atender de manera Profesional cada una de las áreas de impacto recién mencionadas
  • Revisar las Recomendaciones compartidas en los Episodios anteriores
  • Armar un Comité de Crisis
  • Confeccionar distintos Escenarios
  • Tomar esto como un aprendizaje
  • Prepararnos para el futuro
  • Asegurar la continuidad de la operación
  • Sostener el negocio

Una correcta visión de SCM da un soporte vital al negocio, ya que persigue no sólo minimizar los costos, sino también optimizar el servicio al cliente (maximizando en consecuencia las ventas) y sinergizar el uso de la información entre las partes.

Recordemos entonces que “no estamos solos en este mundo”. Nos rodean cantidad y diversidad de jugadores que, integrados y coordinados debidamente, como nos invita y aporta la visión de Supply Chain Management, nos permite lograr una performance superior. ¡Podemos hacerlo!


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores