Tecnologías híbridas: la unión entre lo digital y lo analógico

14 de Septiembre de 2021
Escribe Lucas Martínez Díaz, Channel Sales Director & IOT Lead para Américas de Intel

Adaptarse siempre fue una constante en la historia de la humanidad, y ahora no es diferente. A medida que experimentamos cada vez más el uso de distintas tecnologías en nuestro día a día, entramos en una era híbrida y llena de oportunidades digitales. La convergencia entre la tecnología operacional (TO, como los sistemas de control y automatización industrial) y la tecnología de la información (TI, o los sistemas de redes) será una colaboración clave para qué podamos desarrollarnos aún más en los próximos años.

Con el surgimiento de IoT (el internet de las cosas), los dispositivos han comenzado a ser inteligentes, es decir, capaces de generar datos e interactuar con otros elementos externos a ellos. Cada vez será más frecuente encontrar tecnologías analógicas, en fábricas, tiendas u otros espacios físicos, que se comunican con tecnologías digitales a través de Internet. La TO y la TI solían estar separadas, pero se está dando una gran apuesta por su integración y convergencia.

Más aún, la integración entre los mundos físico y virtual no solo interviene en la vida individual de las personas, sino que también ha cambiado la perspectiva de cómo hacer empresa. Se ha mejorado drásticamente la eficiencia operativa, la capacidad de toma de decisiones y la integración de la cadena de suministro de las empresas. Además, se está abriendo el paso para nuevos modelos de negocios.

Con el gasto global en servicios de TO creciendo en un TCAC de 9 % entre el 2019 y el 2024 y, que se espera que llegue a los US$ 115 000 millones para el 2024, según IDC, la convergencia de TI y TO debe considerarse para la estrategia de cualquier integrador de sistemas que participe en el mercado hoy en día.

Los beneficios de la convergencia de TI y TO radican en poder cerrar la brecha entre las operaciones de una empresa y el mercado. Esto implica que la operación se vuelve más flexible, colaborativa y sensible al cambio. Lo cual disminuye significativamente los tiempos, mejora la confiabilidad en los procesos y reduce costos, salida de los productos y servicios al mercado. Este impacto también favorece todo a nivel estratégico, y las operaciones internas se vuelven más fluidas.

En otras palabras, la tecnología está aquí para optimizar y traer ejemplos que les faciliten la vida de aquellos que los van a implementar. Si tomamos como ejemplo una empresa de videovigilancia, uno puede agregarles AI (Inteligencia Artificial) a las cámaras para detectar diversos elementos que salen del rutinero de determinado espacio, como objetos olvidados, movimientos alarmantes, gritos de pelea o mismo el ruido de un disparo. Es decir, con eso, no es necesario esperar que alguien le reporte algo a las autoridades competentes, sino el propio sistema puede brindar esta ayuda en la dinámica del día a día.

Otra situación posible de observar las ventajas traídas por las innovaciones en inteligencia artificial puede ser en la gestión y el ahorro de energía de un edificio. Al identificar sectores en donde hay y no hay personas, el aire acondicionado, luces y otros recursos eléctricos pueden ser gerenciados por el sistema, así un piso de un parqueadero en que no se suele tener personas pasando por allá todo el tiempo, puede identificar las placas de los vehículos que llegan o salen y definir si se debe apagar o prender las luces del local.

Por fin, si llevamos ahora las capacidades del AI para volumetría y logística, una empresa de recolección de residuos puede tener sensores en los grandes contenedores de basura y así detectar cuáles están llenos o no, de misma forma, identificar cuáles son las rutas programadas para este día y, de ser necesario, adecuarlas para la optimización del tiempo y mismo de la depreciación de sus vehículos, eficientizando los recorridos de los camiones.

Cómo aprovechar la convergencia entre tecnología operacional y tecnología de la información


  • Decida el área de enfoque: Muchas empresas pueden aprovechar los beneficios de TI y TO, por tanto, es importante decidir en cuales componentes de la cadena de valor enfocarse.
  • Aproveche el poder de los casos de uso: Construya su propia propuesta de valor en los casos de uso clave y comuníqueselos a su cliente de forma adecuada. Tenga en cuenta que estos son facilitadores en la nueva normalidad.
  • Fortalezca las competencias del negocio: Haga planes a corto y largo plazo para ser un socio estratégico capaz de apoyar en operaciones digitales emergentes en todas las industrias.
  • No olvide la seguridad: Implemente políticas y herramientas para disminuir los riesgos de vulnerabilidad en las organizaciones. Asegúrese de garantizar estándares de seguridad para los clientes y de que puede abordar rápidamente cualquier amenaza.

La tecnología de Intel ha sido primordial en este gran paso porque permite la capacidad de procesamiento, almacenamiento, transferencia y análisis de datos adecuada para los dispositivos comunes en la vida cotidiana, sea para el usuario final o para la industria. Desde Intel, siempre buscamos hacer de las actividades algo más eficiente y generando una mejor experiencia, de tal manera que la vida de las personas enriquezca ante el uso disruptivo de las nuevas tecnologías, ya sean digitales o híbridas.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores