La importancia del e-mail testing

12 de Febrero de 2014
¿Cómo adaptar el diseño de un email para tantos tipos de dispositivos y plataformas circulando en el mercado?

Por Yamila Meligrana, Ejecutiva de Grandes Cuentas y Coordinadora de Mesa de Ayuda en Emblue.

A la hora de enviar cualquier tipo de comunicación a través de un e-mail, es necesario recordar que el diseño es tan importante como su título y contenido. De hecho, un diseño amontonado y recargado posiblemente confunda al destinatario mientras que uno con demasiados espacios en blancos y con colores brillantes, los aburrirá. Hay que encontrarle el equilibrio al diseño para que el objetivo del envío sea cumplido.

Yamila Meligrana

Pero eso no es todo. A la hora del diseño también es crucial que el correo electrónico pueda visualizarse sin ningún inconveniente en cualquier tipo de dispositivo, ya sea una computadora con un monitor, una tablet de 10 pulgadas o un smartphone independientemente de su marca, dado que si el destinatario no puede visualizar correctamente su mensaje, entonces estará perdiendo tiempo y dinero.

¿Cómo sortear esta situación siendo que hay tantos tipos de dispositivos y plataformas circulando en el mercado, y de una manera tan heterogénea? Fácil: a través de un sistema de e-mail Testing.

Se trata de una solución que permite observar cómo se visualizará un mismo e-mail en distintos soportes y medios. Así, de un vistazo, antes de enviar un mensaje el remitente sabrá exactamente cómo lo va a recibir el destinatario que usa Gmail, Yahoo, Outlook u otra plataforma, así como también el que utiliza una Mac, una tablet de origen chino, un smartphone con Windows phone o una con Android, por mencionar algunos ejemplos.

La importancia que tiene realizar un e-mail testing es aún mayor si se consideran los siguientes aspectos, que podrían afectar dramáticamente los resultados de una campaña de e-mail marketing:

  • Imágenes: La mayoría de los clientes de correo electrónico bloquean las imágenes por defecto. Entonces, al realizar un e-mail test es posible saber cómo se visualizará el mensaje en la instancia de “vista previa”.
  • Chequear daltonismo: Dado que esta confusión respecto al color verde afecta al 8% de la población masculina en todo el mundo, es interesante asegurarse que los diseños cuentan con el contraste de colores suficientes para que el contenido sea legible.
  • Verificación de texto sin formato: Dado que hay usuarios que al momento de suscribirse seleccionan recibir e-mails sin formato, no está de más previsualizar cómo llegarán estos envíos.
  • Optimización de la línea de asunto: Con este sistema también se puede ver de antemano cómo se leerá la línea del “asunto” en las distintas plataformas y dispositivos.

    ¿Vale la pena realizar la operación de testeo?

    En un contexto en el cual gran parte de la comunicación entre empresa y consumidor se concreta a través de medios digitales, es fundamental extremar las medidas que tienen que ver con la experiencia del usuario con nuestra marca, incluyendo cuando recibe e-mails.

    En este sentido, de la misma manera que cotidianamente las organizaciones realizan chequeos a sus sitios webs para corroborar que estén actualizados y que todos los links funcionan, lo mismo ocurre con e-mail: todo debe estar bajo control para que los destinatarios puedan visualizarlo en condiciones óptimas.

    Definitivamente, es obsoleto hablar de comunicación online y offline en un contexto en el cual la interacción multicanal llegó para quedarse, y el consumidor está buscando tener la mejor experiencia posible para seleccionar los productos y servicios que va a adquirir.

    Si desde las áreas de Marketing hacen tantos esfuerzos para fortalecer la imagen que una marca tiene ante los usuarios, la cual debe ser coherente e igual en todos los canales, es una pena que tanto esfuerzo se arruine por no realizar un email testing que, además de ser un paso sencillo e importante, se realiza en cuestión de segundos.


    Más información: www.embluemail.com.

  • Comentarios

    Comparte tu opinión con los lectores