Brasil multa a Google por no interceptar correos en el caso Petrobras

17 de Diciembre de 2014
El juez Sergio Moro dictaminó que el gigante de internet deberá pagar unos 200.000 dólares por no cumplir con el nuevo Marco Civil de Internet.

Esta semana, un juez federal multó a la subsidiaria de Google en Brasil.

Se trata del juez Sergio Moro, que dictaminó que el gigante de internet deberá pagar 200.000 dólares por no interceptar correos electrónicos en el marco de una investigación que se relaciona con el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

La disputa judicial comenzó en 2013, cuando Moro ordenó bloquear una cantidad mayor al tribunal federal para investigar transacciones en el mercado negro. Sin embargo, la compañía estadounidense no monitoreó el intercambio de cuatro cuentas de correos electrónicos.

"Los correos que llamaron la atención era de operadores relacionados al mercado paralelo de cambio y el mercado negro de la Triple Frontera", detalló Moro al medio Folha de S. Paulo.

"No es la primera vez que, en el marco de este juicio, Google presenta dificultades a la hora de acatar una orden judicial", agregó.

El objetivo del juez era investigar transacciones en el mercado negro de Nelma Kodama, una mujer investigada por lavado de dinero y condenada en octubre por evasión de divisas que se vincula con el esquema de sobornos en Petrobras. Finalmente, el tribunal federal con sede en Paraná informó que Google compartió con la policia el contenido de los correos a fines de noviembre.

En su defensa, Google alegó que sólo podría compartir los mensajes cuando los gobiernos de Estados Unidos y de Brasil realizaran una solicitud en conjunto ya que la empresa es estadounidense. Además, explicó que la subsidiaria en Brasil no está relacionada con Gmail. "Google cumple con las órdenes judiciales en Brasil y por su carácter confidencial no puede hacer comentarios sobre este caso", dijo la vocera Flavia Sekles en un correo electrónico.

Sin embargo, Google no estaría cumpliendo con la nueva ley promulgada en abril por la presidenta Dilma Rousseff llamada la "Constitución de Internet". Se trata de la propuesta de Marco Civil de Internet, una legislación que busca garantizar el derecho igualitario a la red y protege la privacidad de los usuarios (ver también: Brasil aprueba la nueva "Constitución de Internet").

El Marco Civil de Internet establece que compañías extranjeras que manejen información sobre usuarios brasileños deberán estar sujetas a las decisiones de las cortes brasileñas. También obliga a las empresas a mantener datos de los usuarios durante seis meses y a entregarlos a la policía mediante orden judicial. Esto toca a los gigantes de Internet como Google, Facebook y Microsoft, que manejan volúmenes extremadamente grandes de información de usuarios en sus redes sociales y servicios de correo electrónico.


Más información: www.google.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores