Rousseff: "Uber le quita el empleo a mucha gente"

16 de Septiembre de 2015
La mandataria brasileña descargó contra la plataforma móvil de transporte, aunque aseguró que cada ciudad deberá establecer su propia regulación

Uber, el servicio de transporte TIC, sigue movilizando a la región.

foto: elheraldoslp.com.mx

La plataforma móvil que ofrece autos de lujo para moverse por la ciudad sigue sin encontrar un rumbo legal en países como Brasil, en donde parece estar lejos de ser regulado.

Aprincipios de mes, la presidenta Dilma Rousseff salió a respaldar al gremio de taxistas y afirmó que la empresa de transporte privado afecta el empleo. Fue en una rueda de prensa donde anunció una nueva app para controlar el uso -y el gasto- de autos oficiales por parte de los funcionarios públicos.

"Pero no es igual a Uber. Creo que Uber es complejo, porque le quita el empleo a muchas personas. No es una cosa tranquila", dijo la mandataria, según Yahoo. "Depende también de la regulación de cada ciudad, de cada estado, porque no es el gobierno federal el que decide eso. Le quita a los taxistas su empleo".

Es la primera vez que Rousseff se refiere directamente al conflicto entre el modelo de negocios de Uber y los gremios de taxistas locales que siguen protestando en varias ciudades del país y señalan que la app plantea una "competencia desleal", es "peligrosa" e "ilegal". (ver también: Miles de taxistas protestan contra Uber en Brasil).

Uber está prohibida en las tres principales ciudades de Brasil -Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia-, pero sigue funcionando a pesar de que sus conductores no están regulados y no poseen una licencia para llevar pasajeros (ver también: Brasil prohibe la app de transporte Uber).

Sin embargo, Rousseff pidió "tener una posición más ponderada" respecto a los avances tecnológicos. "La tecnología altera, lo sé porque mi abuelo hacía sillas de caballo, imaginen lo que pasó con su empleo cuando aparecieron los carros. La vida es así", dijo.

En este sentido, Uber demostró que puede adaptarse a las normativas de las ciudades y ya funciona de forma legal en el DF, la primera ciudad de la región en regularizar este tipo de servicio de transporte.

La Ciudad de México creó recientemente un reglamento especial para Uber y Cabify, donde estipula que las compañías deberán aportar el 1,5 por ciento de cada viaje a un fondo para realizar mejoras al servicio de taxis (ver también: Uber deberá pagar el 1,5% de cada viaje al Gobierno del DF).


Más información: www.uber.com.

Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores