¿Cómo afectará la dimensión digital en el futuro de la Casa Blanca?

15 de Octubre de 2020
Escribe Ariel Jeria, Gerente General Rompecabeza Digital

A menos de un mes para la decisión más importante que deberán tomar los estadounidenses durante este año, comienza la cuenta regresiva y se arman las expectativas ante la gran batalla que tendrá como protagonistas a Donald Trump y Joe Biden el próximo 3 de noviembre.

Específicamente, cuáles serán las estrategias comunicacionales que pondrán a prueba cada contrincante para ganar los estados en el camino por el sillón de la Casa Blanca, sobretodo en la dimensión digital.

Y es que la pregunta resulta pertinente: ¿cómo afectan las redes sociales y las campañas digitales al futuro de las Elecciones Presidenciales? Ya vimos cómo, a través del uso de medios online, Trump logró instalarse como un personaje con alcance internacional en las elecciones pasadas e incluso vencer a Hillary Clinton a pesar de lo que decretaban las encuestas.

En este sentido, no podemos olvidar cómo Twitter fue su mejor aliado para posicionarse siempre en el Trending Topic y figurar en la agenda nacional, incluso hasta la actualidad. De hecho, esta plataforma ha sido una de las principales herramientas donde ha implementado seis técnicas claves de su comunicación política.

Tuits de ataques preventivos, tuits de distracción, tuits de ensayo, tuits para desviar la atención, tuits que generalizan casos específicos y, por último, el uso de frases de acusación directa para ocultar situaciones de causación sistemática son los patrones que hoy definen a su cuenta.

Gracias a estas, el mandatario ha logrado una verdadera fanaticada en los estados más conservadores del gigante norteamericano, que probablemente voten a su favor en las próximas elecciones de noviembre.

Cabe preguntarse, entonces, qué pasará con su único competidor hasta la fecha: Joe Biden. El candidato del Partido Demócrata y ex Vicepresidente de Barack Obama ha sido apodado por el presidente como “SlowBiden” o “Sleppy Biden”, principalmente por sus 77 años y por su temple que lo hace verse como un candidato mayor y, por ende, más alejado de internet y las redes sociales.

Por lo mismo, este momento podría ser perfecto para Biden: una oportunidad para verse más joven y dinámico gracias al mundo digital. Incursionar en esta dimensión podría significarle los votos de cientos de ciudadanos estadounidenses. Habría que ver cuál sería esta estrategia que diseñaría en conjunto con su grupo asesor y que entraría en conflicto con los próximos movimientos de Dondald Trump en camino a las Presidenciales de Estados Unidos 2020.


Comentarios

Comparte tu opinión con los lectores